Páginas vistas en total

viernes, 9 de mayo de 2014

MEMORIA DEL HUERTO 2013-2014

Por segundo año consecutivo el Huerto de Al-Andalus ha estado cultivándose con los alumnos de 1º del PCPI y con los de 2º ESO-BIS.

Durante el presente curso hemos comenzado nuestras tareas agrícolas en el mes de octubre, un mes antes que el cuso anterior, con lo que hemos tenido más margen en la siembra de los cultivos de otoño y, por tanto, mayor cantidad de variedades hortícolas para cultivar.

También habría que comentar que, tras analizar el sistema de riego que teníamos implantado así como el desnivel del terreno y la orientación que disponía el mismo, decidimos modificar la disposición de las tuberías del goteo y cambiar la distribución de los cultivos para un mayor aprovechamiento de las horas de sol, sobre todo en los meses de invierno. El resultado ha sido muy positivo, obteniéndose muy buenas cosechas de habas, patatas y cebollas.

Otro aspecto digno de resaltar fue la aportación de un camión de estiércol, concretamente de caballo, que ha mejorado notablemente la textura de la tierra y, por supuesto, ha aportado muchísimos de los nutrientes de loa que carecía.

Hemos cultivado pues en nuestro huerto habas, cebollas, patatas, brócolis, berenjenas, pimientos, tomates, zapallitos de tronco, etc. Lo más novedoso ha sido el cultivo de una variedad de cebolla morada, que es autóctona de Almuñécar, con grandes propiedades culinarias y de la cual queremos extraer semillas para contribuir a que no desaparezca dicha variedad. Por otro lado, nos hemos atrevido también a cultivar plantas de stevia (la planta de hojas dulces), con la intención de multiplicarlas y repartirlas más tarde a profesores, alumnos y demás personal del IES.

Pero lo que habría que destacar por encima de todo es lo que el huerto ha aportado a nuestros alumnos. Con qué disposición acudían, contaban los días y las horas que faltaban; estaban deseosos que les asignara las tareas, bien individuales o por parejas, y a todas se prestaban con interés y entusiasmo; muchos de los alumnos que jamás habían tenido un contacto tan directo con la tierra se sentían enganchados e ilusionados por tener ellos en un futuro un  huerto propio. Hemos aprendido el origen, distribución y características de nuestros cultivos, y mediante su cultivo hemos estudiado asignaturas transversales como Lengua, Geografía, Matemáticas, Tecnología, etc. y, para ser también bilingües en el huerto, hemos aprendido los nombres de nuestros productos en inglés ya que teníamos dos alumnos ingleses que nos los han ido enseñando.

Finalmente diré que lo mejor, como siempre, suele ser la hora de la cosecha. Los alumnos no dan crédito a cómo de aquellas semillas han salido esos frutos tan extraordinarios, que devoran casi sin masticar o hablando con la boca llena. O, por ejemplo, son dignas de ver sus caras cuando quito esa mata de patata ya casi marchita y al escarbar suavemente en la tierra aparece la silueta de la patata nueva que surge como por arte de magia, y se la coloco en sus manos un tanto temblorosas sin que puedan creer lo que están viviendo y atónitos por el descubrimiento. Ellos, sin pensárselo dos veces, se lanzan desesperados hacia la tierra y empiezan a gritar diciendo: “aquí hay otra”, “mira ésta que grande”, “yo ya llevo tres”, etc.

Cuando uno se implica en una actividad como la del huerto, las satisfacciones que te da son tremendas. Es desde dentro cuando te das cuenta de lo que has conseguido y de las necesidades que todavía quedan por cubrir: echamos de menos un pequeño invernadero donde reproducir nosotros mismos nuestras propias semillas, también se necesitan mayor variedad y cantidad en la herramientas agrícolas, automatizar el riego, mejorar el interior del apero y habilitarlo como almacén de semillas, etc.

Para el próximo curso nos enfrentamos con nuevos retos y mayores responsabilidades y, a pesar de ello, pretendemos que esta actividad de huerto escolar continúe e incluso procuraremos implicar a un mayor número de profesores. Sería deseable que se los profesores de las áreas de Ciencias Naturales, Sociales, Tecnología, Lengua, Matemáticas, Educación Plástica, Música, etc. utilizaran el huerto como otro recurso más dentro de sus programaciones. Son muchas las posibilidades que ofrece un huerto y muchas las satisfacciones que genera. 

viernes, 1 de febrero de 2013

SEMBRANDO PATATAS

Seguimos añadiendo productos a nuestro Huerto, esta semana le ha tocado a las patatas.

Hemos reservado dos surcos anchos para sembrar medio saco de patatas. Los surcos han de medir unos 85 cm más o menos y la tierra debe de estar suelta y sin malas hierbas.

La patata de siembra tiene que tener mostrados los brotes antes de sembrar, lo que se llaman las radículas, y para provocar que surjan dichos brotes debemos tenerlas durante unos días en un sitio abrigado, sin humedad ni frío. Las dejamos en el despacho del taller de electricidad, tapadas con un tablero para que no les diera la luz.

Cuando han salido la mayoría de las radículas, las patatas de siembra se deben trocear antes de sembrar. Si es grande la cortaremos en 3 trozos y si son medianas solamente las cortaremos en 2 partes, procurando que los cortes sean limpios y sin dañar las yemas incipientes. La encargada de esta operación este año ha sido Cristina, de 2º A-BIS, su trabajo ha sido impecable, después hemos reservado las patatas en el apero hasta su siembra.

Es aconsejable no sembrar inmediatamente las patatas tras ser cortadas, conviene esperar un par de días para que se sequen los cortes que hemos hecho, ya que si hay mucha humedad en la tierra o llueve en esos días, se pueden pudrir y cocer por los cortes dentro de la tierra.

En el momento de sembrarlas se distribuyen los trozos de patatas cortados encima del surco y, finalmente, con el mancaje, o también con la azadilla, se van enterrando a una profundidad de 10-12 cm. El surco Nº 2 lo han sembrado, el martes 29 de enero, los alumnos de 2º A-BIS, mientras que el surco Nº 9 lo han hecho los alumnos de 1º del PCPI hoy viernes 1 de febrero.

La patata tardará un mes en nacer y la variedad Spunta, que es la que hemos sembrado en nuestro Huerto, se recolectará cuando pasen unos tres meses (hay variedades que tardan cuatro meses). Tras nacer, cuando las plantas alcancen una cuarta de altura, se aporcan; es decir, se abrigan dichas matas con tierra de la parte inferior del surco y tras esta operación se riegan abundantemente para que se empape todo el surco y las raíces incipientes se estiren y encuentren humedad en todas las direcciones. El resto de riegos se harán de forma moderada y si lo necesitara la tierra (si no llueve), hasta que en la última fase se reducirán dichos riegos para rebajar el porcentaje de agua en el fruto y que sean más resistentes a la pudrición y aguanten más tiempo sin que se broten.


Estaremos pendientes del mildium y de otros hongos, que son los grandes enemigos de la patata y de esta manera obtendremos una buena cosecha. Ahora solamente nos queda esperar y que el tiempo nos acompañe.

Al margen de las patatas no olvidamos otras labores de nuestro huerto; hemos volteado nuevamente el compost y dentro de un mes aproximadamente lo extenderemos sobre la tierra que dediquemos al huerto de verano, también realizamos escardas en las habas y cebollino, para eliminar las malas hierbas.

Por cierto, las plantas de tomate y pimiento ya han nacido y en unas 3 semanas estarán listas para sembrarlas en nuestro huerto.

Los alumnos se van animando cada vez más con las tareas del huerto. Ellos mismos se sorprenden de la evolución de las plantas y esto les anima y les motiva para dedicarle más interés y tiempo. Me alegra ver a los hermanos Belahfid en los surcos con la azadilla sin levantar la espalda, dale que te dale, haciendo un trabajo bien hecho y curioso. De la misma manera es digno de mencionar la voluntad con la que realizan las labores de escarda y binado de Emilio o Fran, así como el mimo con el que De la Rica trata su surco de habas, lo tiene como un palmito y ha sembrado en él un poquito de todo lo que estamos sembrando. Alberto es el experto en voltear el compost, junto con Pagés. Por su parte Alfonso, Jésica, José Antonio, Pedro o Adrián cada día se muestran más interesados en las labores agrícolas y hacen todo el trabajo que se les asigna de forma grata y voluntaria. También me ha sorprendido y muy gratamente, el empeño que pone Jonatan con la azada a la hora de levantar unos buenos surcos, llega y lo primero que hace es coger su azada y al Huerto sin rechistar.


Muchos de los alumnos ya me están comentando que están preparando huertos en sus cortijos y que les tengo que enseñar y orientar en su cultivo. La experiencia está resultando muy positiva. Aunque hay días en los que algunos también se lo toman de descanso, pero por regla general todos trabajan.


domingo, 13 de enero de 2013

11 DE ENERO 2013. EVOLUCIÓN DEL HUERTO

Poco a poco nuestro huerto, El Huerto de Al-Andalus, va tomando forma.

Las habas que sembramos ya han nacido, algunas tienen ya más de una cuarta de altura. Los alumnos que las sembraron están encantados, cuando vieron que ya habían brotado sus plantas no cabían en su entusiasmo. Al venir de vacaciones de Navidad rápidamente me pidieron que teníamos que ir al huerto porque habían nacido un poco de hierba en los surcos y la querían escardar. Miman los surcos y les pasan la hazadilla con sumo cuidado para no dañar las plantas. Hay algunos fallos en las habas y esta semana las hemos resembrado, tardarán poco en nacer y luego se emparejan con las primeras.
Por su parte, las acelgas han agarrado todas y ya están echando hojas nuevas, en poco tiempo comenzaremos a recolectar las primeras.

Sembramos también dos surcos de cebollino de planta autóctona de Almuñécar, de variedades roja y blanca. Estaban muy pequeñas, pero poco a poco van engordando y hemos dejado unas poquitas en un surco por si se perdieran algunas.

Lo último que sembramos la semana pasada, concretamente el viernes, fue tomates negritos. Es también una variedad autóctona de la zona y produce muchísimos frutos y de un sabor extraordinario. Los hemos colocado intercalados entre las acelgas.

También el compost evoluciona favorablemente, cada dos semanas le damos una vuelta y si vemos que le falta humedad le echamos un poquito de agua.

Estamos instalando asimismo riego por goteo en todos los surcos, a los alumnos les encanta ver el resultado de su trabajo y comprenden los beneficios que tiene este tipo de cultivos.

Es digno de mencionar, y aunque sea reiterativo, el interés y entusiasmo que tienen nuestros alumnos con su Huerto. Están muy motivados y si por ellos fuera estaríamos a todas horas escardando, sembrando o recogiendo hojas para el compost.

Habría que mencionar que estamos elaborando fichas de todos los productos que sembramos en el Huerto para que los alumnos conozcan el origen de las plantas y sus características fundamentales. También aprendemos el método de cultivo para cada una de ellas y los cuidados que precisan.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Hacemos un pluviómetro casero


CÓMO HACER UN PLUVIÓMETRO CASERO

ETIMOLOGÍA: un pluviómetro es, según la RAE,  un "aparato que sirve para medir la lluvia que cae en lugar y tiempo dados". Su raíz es latina, y significa...
                         
                          pluvia:  lluvia
                          metro:  medir


MATERIALES: vamos a elaborar nuestros pluviómetros con materiales reciclados y de bajo coste. Serán unos estupendos pluviómetros caseros. Necesitaremos...

- Una botella de plástico vacía de 1,5 ó 2l. 
- Unas tijeras.
- Un poco de plastilina.
- Un rotulador permanente.
- Una regla.
- Una superficie plana y resistente donde apoyar el resultado.


EQUIVALENCIA: por cada milímetro de agua recogido con nuestro pluviómetro, podemos inducir que habrá caído un litro de agua por cada metro cuadrado de superficie.

1mm. = 1l. de agua por metro cuadrado.


PASOS:

Cortamos la botella por la mitad, aproximadamente.
Rellenamos el culo de la botella de arcilla, hasta que se quede totalmente plano.
Marcamos los mm. en el lateral de la botella con una regla y un rotulador permanente.
 La apoyamos en una superficie plana, como un trozo de madera o de baldosa.
Y por último, usamos la parte superior de la botella a modo de "embudo".




¡Y ya tenemos listo nuestro pluviómetro! Es muy sencillo y barato de elaborar, a la par que útil. Sólo queda colocarlo en un lugar despejado, lejos de paredes, tejados o árboles, y... ¡a esperar a que llueva!

jueves, 15 de noviembre de 2012

Logotipo


- NUEVO LOGOTIPO DISEÑADO POR ANTONIO GUERRERO ARELLANO.



miércoles, 26 de septiembre de 2012

Hola bienvenido.
 ayuda comentando para mejorar el blog al gusto de todos.
puedes comentar en la caja de comentarios de esta entrada ^^
( se requiere tener una cuenta google para comentar)
¿ por que se necesita una cuenta de google ? muy sencillo, por 2 motivos :

1º para evitar comentarios ofensivos anónimos. 

2º por que al comprar la empresa google la pagina de blogger, google quiere que todos tengan una cuenta google. 

SI TENEIS UNA CUENTA GOOGLE COMENTAD !!!!!  ^^